AFTER: Lo que realmente importa es lo que viene después

After, de Edu Reptil

¿Qué es eso que hay después, eso que nos espera más adelante, dentro de un poco más, solo un poco más? Porque después hay algo para los perseverantes, algo que se intuye, que nos es revelado en los pequeños detalles. Irse de after es una buena manera de llegar a rozarlo, de llegar a sentirlo.

El after, el gran triunfo de la fiesta frente al reloj, la mejor de todas las huidas hacia adelante. Irse de after es tomar plena conciencia de la cuarta dimensión, vivir realmente en ella y no a pesar de ella.

El after es además un escenario increíblemente bueno para el autoconocimiento. Uno de los mejores. En él, eres lo que eres, una versión de ti mismo que exagerada o disminuida, emana la verdad que llevas dentro. No hay escapatoria ni camuflaje posible si te has implicado lo suficiente en la fiesta.

Esta historia transcurre de after en after durante varios días con sus respectivas noches y amaneceres. Puedes descargarla a través de este enlace o leerla online en el enlace o más abajo. Puedes compartirla. La portada es una maravillosa e inquietante interpretación de Mutan.

Si tras leerla quieres hacerme llegar tus impresiones, te lo agradeceré. Estaré encantado de saber de tu interpretación, sea esta la que sea.

Siempre es importante saber que hay alguien al otro lado.

> Aquí también puedes descargar AFTER.

Mundos subterráneos, vory v zakone, islas remotas y entrelazamientos cuánticos

En las últimas semanas he tocado palos muy distintos en lo que a libros se refiere. De mano de La Felguera Editores recorrí los confines más profundos de nuestros planeta, con Juan Gómez-Jurado tuve que correr ante tipos tatuados del Este con muy, muy malas intenciones. Judith Schalansky me llevó en su barco mental a descubrir islas que ni soñarías con que existen. Hoy Elio Quiroga me ha abierto los ojos a realidades que antes pensaba imposibles.

¿Quieres leer un libro y no sabes cuál? Aquí van mis últimas recomendaciones literarias. Haz clic en la imagen para ir a mi artículo en Cultur Plaza, su medio original. ¡Disfruta y comparte!

Mundos subterráneos La Felguera

Cicatriz Juan Gómez-Jurado

Atlas de islas remotas

Los que sueñan

¡Vengo a hablar de mi libro! Dieciséis autores de narrativa en el IVAM

Providence, de Edu Reptil

Providence, de Edu Reptil

Este jueves pasado montamos un buen sarao literario en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (quién nos habría dicho hace no mucho que el IVAM acogería algo así), una gran experiencia que habrá que repetir. Dieciséis autores de narrativa valencianos, ciento cincuenta segundos cada uno para dar a conocer nuestros trabajos dentro de LA NIT DE L’IVAM.

Paco Inclán (Walter Buscarini) -como héroe de Jekyll&Jill Editores-, Alberto Torres Blandina -como paladín de Editorial Aristas Martínez-, y yo -en calidad de mí mismo- hicimos doblete presentando el acto y nuestras obras, en mi caso Providence, que sigue siendo leído para alegría mía. Una estupenda iniciativa de las editoriales mencionadas junto a Librería Dadá y Bostezo. ¡Gracias a todos los que vinisteis -que fuisteis muchos- y gracias a María Soler por estas fotos!

La nova guia de València: el regalo de estas Navidades

La nueva guía de Valencia

No se me ocurre mejor manera de acabar el año que aparecer en La nova guia de València de Llibres de la Drassana escribiendo sobre Ruzafa. El libro es como para llevarlo siempre encima: te procurará grandes éxitos en conversaciones sobre la ciudad y te ayudará a entender el suelo que pisas. Disponible en valenciano, castellano e inglés, es además un fantástico regalo para Navidades que seguro que volará de las estanterías.

La verdad es que aparecer en una lista junto a estos nombres alegra a cualquiera: Ricard Camarena, El Solar Corona, Anaïs Florin, Nosotros no nos mataremos con pistolas, Espai Tactel, Wikipaella… La nova guia de València es una nueva guía para una nueva Valencia, un proyecto de Vicent MolinsRamon Marrades con fotografías de Eva Mañez que promete ser un referente en este futuro presente que vivimos, en este momento en que aquello que parecía inamovible e inmutable, de pronto, está cambiando de aspecto más rápido de lo que nos podríamos haber imaginado hace muy poco.

Star Wars: filosofía rebelde para una galaxia no tan lejana

Star Wars: Filosofía rebelde

¿Crees que lo sabes todo sobre Star Wars? O por el contrario, ¿crees que no sabes nada? En ambos casos saldrás ganando si lees esta fantástica recopilación de ensayos de filosofía rebelde sobre la saga. ¿Por qué los soldados del Imperio son todos humanos, hombres y blancos en una galaxia repleta de razas distintas? ¿Por qué Jar Jar Binks recuerda al cómico negro Stepin Fetchit? ¿Por qué los jedis pasan de ‘defensores de la paz’ solitarios y místicos a soldados de élite de una institución rígida e intransigente que monopoliza la Fuerza? Tengo todas las respuestas en mi artículo para Cultur Plaza sobre este libro de errata naturae, del que adjunto un fragmento y que puedes leer completo, clicando aquí. 

“Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, un solo individuo podía poner en jaque a un imperio galáctico confiando en su fe en una fuerza invisible que emanaba de todos los individuos vivos. Esta fuerza, la Fuerza, era una energía mística, misteriosa, que confería un enorme poder a aquellos capaces de fundirse con ella desaprendiendo todo lo aprendido y vaciando la mente de prejuicios. Hace todavía más tiempo, sin embargo, esa misma fuerza, la Fuerza, era una entidad con voluntad a la que se accedía a través de los midiclorianos, unas enigmáticas formas de vida que de alguna manera, servían de canal de comunicación. Cuanto mayor número era el número de midiclorianos en sangre de un individuo, mayor su capacidad para comunicarse con la Fuerza. Entonces no bastaba con creer: había que haber nacido para ello. En caso contrario, a otra cosa; hasta nunca, Academia Jedi o Lado Oscuro.

La Fuerza que conocimos primero, la más reciente según la cronología de la saga, era tremendamente democrática; casi cualquier ser vivo podía sentirla si entendía cómo, pese a que siempre existían individuos especialmente sensibles con la facultad de lograr grandes proezas mediante su control. El fenómeno explicable científicamente, el que podía ser medido en un laboratorio que conocimos después, no era más que un azar genético, una mutación, o en el más chirriante de los casos, una herencia. Para colmo, si bien la Fuerza mágica y espiritual se apoyaba en un firme y convencido individualismo rebelde, la Fuerza de probeta exigía seguir unas normas férreas codificadas en los manuales de una institución poco dada a la flexibilidad. Lo que el Consejo Jedi decide, va a misa y punto. Porque la desobediencia lleva al Lado Oscuro. Hereje”.