🦠 S铆lithus, de Enrique Falc贸n

Vengo del futuro: en un tiempo muy anterior a este Enrique Falc贸n no lleg贸 a ser maestro m铆o en jesuitas pero s铆 lo fue posteriormente en un taller de poes铆a en la universidad que me cambi贸 la vida. Hoy he pasado el D铆a Mundial de la Poes铆a leyendo S铆lithus (La Oveja Roja, 2020) -y sus anotaciones-, apocalipsis que ha escrito durante a帽os y que ha entregado hoy a la gente. Madre m铆a. A ver:

En los esqueletos sil铆ceos de los radiolarios se ha revelado lo que est谩 pasando-ha pasado-pas贸-pasar谩: las prisiones, las plantas eslabones entre la tierra y el Sol, los perros y los ni帽os tristemente relacionados por nuestras operaciones criminales -las del vecino, las nuestras- en la Rep煤blica Centroafricana, el 谩rbol donde cuelga la ixtab diosa maya de los suicidios, la realidad worldofwarcraftiana, warcraft, el arte de la guerra. Insectos.

Arranca la tercera parte, el Libro de las luminarias, y pienso en Rusia y en un margen aparece el bot谩nico Timiri谩zev, estoy leyendo poes铆a, pienso, la estoy leyendo como quiero leerla, de alg煤n modo ha habido un intercambio, mis receptores neuronales han hecho chas con los neurotransmisores bot谩nicos-biol贸gicos del autor.

Termino el libro muy en otra parte, con los ojos gal谩cticos hiperfuturistas, y descubro que todav铆a queda la revelaci贸n final: las anotaciones de S铆lithus son caer al universo falconiano como Antman cae al universo cu谩ntico o el Doctor Strange a las dimensiones escondidas de las artes m铆sticas. En un tiempo muy anterior a este -como se dice en S铆lithus-, empec茅 el viaje.

Descarga la versi贸n de regalo de S铆lithus, de Enrique Falc贸n, aqu铆.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.