Solo los amantes sobreviven

Al fin la he visto, y la verdad, me gustaría haber escrito esta historia. Un relato tranquilo, sin excesos, ningún acontecimiento intenso. Que además transcurra entre Tánger (ciudad que conozco y que no me termina de abandonar nunca) y Detroit me parece fantástico. Amantes vampiros modernos y un montón de referencias. Y funciona.

Only lovers left alive

Publicado por Eduardo Almiñana

Escritor y terrícola.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.