You can eat shit and fuckin’ die

[Como siempre, para una lectura óptima, darle al play al reproductor en el momento en que aparece]. La alarma, un grito estridente y metálico que lo succionó desde un sueño intranquilo y agitado, para escupirlo a una realidad de luz borrosa y calor concentrado de verano incipiente. Las sábanas se arremolinaban a sus pies como […]