En estos días aciagos en que los responsables de Taringa han sido procesados, llueve, y además hace frío (aunque me gusten estas circunstancias -las dos últimas- creo que a los demás no), Steve Jobs ha muerto y por ende nuestras vidas tienen menos sentido (don’t miss el reportaje de la Rolling que está en los kioscos), el gurú de la cultura Alejandro Sanz ha vuelto a equivocarse para mofa de toda la esfera twittera al confundir a Marta Domínguez con Marta del Castillo, ya sabemos las causas de la muerte de la espectacular y lamentablemente difunta Amy Winehouse, el inefable Teddy Bautista ha denunciado a la SGAE por despido improcedente, el VEO y la Mostra han sucumbido a la guadaña de Valencia, y un largo etcétera de cambios en la mutante realidad; en estos días, quiero creer que todavía queda esperanza para la cultura. Me cuesta convencerme: Ayer leí esta noticia en la sección de ciencias de Público, «GTA V: Cinco veces más vicio«. Un cúmulo de rumores y nadas, que me indignó hasta el punto de dirigirme a ellos en la red social del pájaro para mostrarles mi consternación al ver este vacío metido con calzador en la mejor sección del periódico. Obviamente me contestaron comprometiéndose a revisarlo, pero bueno, está claro que el becario no tiene poder sobre el jefe de redacción, y a fecha de hoy, ahí sigue el esperpento.
Decía, que en estos días aciagos, en los que no me atrevo a leer a Cioran por si acaso, en los que se me acumulan los libros en la mesita, se acumula también el trabajo pero el dinero mengua, en estos días en los que se me hace un mundo bajar al perro por la noche, la profundidad de campo disminuye, en estos, me quedo despalabrado a veces como decía Cortázar. No obstante, he vivido buenas experiencias: Ha sido mi cumpleaños, hemos presentado Animal Omega y nos ha ido estupendamente, nos han entrevistado en la SER, nos sacan la semana que viene en el Qué, Abelardo ha escrito un artículo que me dan ganar de llorar al leerlo, y bueno, otros buenos momentos que no voy a enumerar para no aburrir.
Pero maldita sea, por otra parte el RCA (Recital Chilango Andaluz) se acaba -sé que esto es en sí mismo una declaración de principios y de honestidad de la PLACA y sus integrantes, y que me encanta el cartel que ha hecho para la ocasión Dani Vergara– y da vértigo pensar que algo así se acabe. Todo tiene un final.

Edu Reptil RCA

En ocasiones es difícil mantener la templanza, en esos momentos, siempre recuerdo un cuento budista que puede parecer obvio, infantil -incluso puede no parecerlo y que lo sea-, pero del que me fascina su sencillez y optimismo. Si alguien lo quiere leer puede hacerlo aquí. La buena suerte o la mala suerte, ¿hay algo más relativo? Este post no va encaminado a una moraleja final, tampoco a un giro inesperado y positivo (aviso para navegantes). No, este post es sencillamente un recopilatorio de sensaciones que tenía ganas de escribir -¿por qué wordpress me identifica «recopilatorio» como una palabra errónea?-. Decía al principio que me gusta la lluvia y el frío, me siento cómodo con este tiempo, disfruto moviéndome por la ciudad oliendo con mi escaso olfato (gajes del alérgico) la tierra húmeda y el asfalto mojado. De la lluvia me jode por otra parte que se me ha mojado la ropa tendida, pero se lo perdono, porque me gusta, así es el amor.

Cambiando de tercio pero no demasiado, ayer estuve en Slaughterhouse con Carlos Lopezosa, Adrián Hernán y Valentín Vañó, tres escritores potentísimos autores de Animal Omega, Marea muerta e Historias hermosas y repugnantes respectivamente; además de con Kike Taberner, fotógrafo profesional y amigo que acudió para hacernos unas fotos de forma altruista para próximas apariciones en prensa. La crisis y la falta de oportunidades apareció con la segunda cerveza. No obstante, tengo fe en que los tres van a ser conocidos, no puede ser de otra manera. Es absurdo decir que sería una injusticia que no ocurriese, la vida no entiende de valores absolutos como estos, live is life, and nothing else matters, nevermind.

Hace tiempo escribí un verso que fuera de contexto no tiene nada de lírico, pero para mí está repleto de significado, mucho más allá de lo denotativo: «Lo único que importa es estar vivo». Sigo pensándolo.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=_YCE_LAiSdU]

Publicado por Eduardo Almiñana

Escritor y terrícola.

Únete a la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.