La leyenda del hombre-lobo ha sido un aspecto recurrente en la mitología original de distintas partes del planeta desde tiempos inmemoriales. Esta figura, tan poco conocida en relación con vampiros, zombies u otros monstruos del imaginario popular, pudo ser inspirada por humanos que, perdidos o abandonados en bosques, hubiesen sobrevivido integrándose en sus manadas. Shaun Ellis, apasionado de los lobos sin formación científica, ha llevado la leyenda a la realidad, sin necesidad de mutar las noches de luna llena.

Imagina abandonar tu trabajo, tu familia, tu estabilidad, tus comodidades sanitarias (si todavía las tienes) por cumplir un sueño, o una obsesión. Imagina dormir al raso o comer animales crudos, mientras tratas de sobrevivir a un arrebato dominante de un cánido con unos colmillos bastante afilados. Estas son las renuncias y los quehaceres diarios de Shaun Ellis, un británico que ha consagrado su vida al estudio del comportamiento de los lobos. Para ello, decidió hacer una inmersión total en una manda de estos animales, imitando sus formas de comunicarse y adaptándose a su forma de vida. Y sobrevivió. Incluso ha logrado ser el macho alfa de un grupo de ellos. Ellis, que parece ser un tipo bastante rudo, cosechó un gran éxito con su experiencia a raíz del documental The wolfman, o Viviendo con lobos, como se tradujo aquí, en un derroche de originalidad. ‘Me ha costado la familia, el hogar, la seguridad, la estabilidad económica, ahora no tengo nada, pero uno debe creer en lo que hace, no estaría en esto si no supiera que puedo conseguir algo’ -declara. Por fortuna, este hombre, con una inquietante apariencia lupina (me recuerda mucho a Dientes de sable, de X-Men), se ha emparejado recientemente con una mujer que no sólo acepta su manera de vivir la vida, sino que participa de ella, acontecimiento que se puede ver en un par de series que rodaron juntos, y en los que trata de ser una más de la manada. Muchos lo consideran un loco, y otros tanto critican sus métodos, asegurando que está interfiriendo en la educación que deberían recibir los lobeznos. Pero el caso es que Ellis ha estudiado a estos seres durante muchos años, en UK, EEUU y Polonia, ha trabajado como consejero de zoos y reservas y ha llegado a un grado de conocimiento sobre los mismos que salta a la vista. ¿Envidia por no tener los arrestos necesarios por disputarle un pedazo de cadáver a un macho beta con capacidad para desguazarte a dentelladas? Probablemente. En cualquier caso, merece la pena saber de este hombre y sus temerarias aficiones.

viviendo con lobos documental

Bonus:

· Serie en Animal Discovery.

· Más info sobre Shaun Ellis.

Publicado por Eduardo Almiñana

Escritor y terrícola.

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Wuau!! Yo no me atrevería. A lo de los lobos me refiero. Hacer lo que me da la gana y en lo que creo ya lo hago… O no?, no sé, no sé. En León la hubiese tenido clara porque hubiese acabado con un tiro entre ceja y ceja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.