Revival, de Stephen King, o cómo no ser Lovecraft

Revival, de Stephen King.

Stephen King no necesita imitar a nadie, porque es STEPHEN KING. El maestro del terror de Maine, el escritor que ha sabido conseguir llegar a unos y a otros, que ha sabido ganarse al público general y a la crítica. Sin embargo, ha vuelto a cometer el error que ya ha cometido otras veces en el pasado y que otros tantos han cometido también: querer ser Lovecraft. Revival, que funciona -especialmente al principio- se desinfla primero y posteriormente naufraga. Todo por intentar ponerse un traje que al margen de cuestiones como si le queda grande o no, sencillamente, no necesitaba. A continuación un fragmento de mi artículo sobre el libro. Lo sé, yo también me he quedado decepcionado. Esperaba este libro con ilusión. Si quieres leer el artículo entero, puedes hacerlo aquí.

‘El reverendo Jacobs parecía ser demasiado joven para asumir la responsabilidad de hacerse cargo de las almas de los habitantes de Harlow. Aquella era una comunidad poco dada a la innovación, y menos, en algo tan delicado como todo lo relacionado con la salvación final y la obtención de entradas para el paraíso. Pero la muerte del pastor Latoure había dejado un hueco que era necesario rellenar, y la decisión había sido tomada: Charles Jacobs sería quien ocupase su lugar en la iglesia. Además de su juventud, algo en él comenzó a suscitar dudas poco tiempo después de su llegada. Dentro de él ardía una curiosidad que no podía ser sana, un impulso peligroso que se manifestó en varias ocasiones mucho antes de aquel discurso que pasaría a ser conocido como el Sermón Tremebundo, tras el cual desaparecería de la comunidad para siempre. ¿Qué le había pasado al reverendo? ¿Qué había descubierto o qué sospechaba?’.

Publicado por Eduardo Almiñana

Escritor y terrícola.

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Caramba Edu, estás muy bueno pero aunque estemos de acuerdo sobre el libro; tu reseña me pareció muy pobre 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.