🦠 Ser lectumidores

Lectumidores: Las librerías viven de las ganas de leer de sus clientes transubstanciadas en dinero. Hasta que salga un modelo que permita su existencia sin el consumo, si queremos que vivan las librerías, hay que comprar libros, para uno mismo o de regalo. Un libro de bolsillo vale de 7 a 10€, una edición normal, de 15 a 21€. Leer no es como comer, está claro, pero sí puede competir con otros gastos. Por supuesto, no todo el mundo, y menos ahora, puede permitirse comprar libros. Pero quienes sí podemos, a veces dejamos de hacerlo por no gastar 15€ en un objeto que nos hace mucha ilusión [y que permanece en el tiempo], y acabamos gastando la misma cantidad en dos días en tonterías en el supermercado o en pedidos a domicilio: al final, a efectos de la economía doméstica no habremos ahorrado nada, y el dinero estará en el bolsillo de otra persona y no la en de nuestras libreras y libreros. Tu gasto es más voto que el que depositas en una urna cada cuatro años. Si te llega para deliveroos o glovos, cuando veas en una librería un libro que te gusta, no te lo pienses. 

Publicado por Eduardo Almiñana

Escritor y terrícola.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.