Sexta edición del Comboi APIV

Tú imagínate, un martes de junio, las terrazas de la calle Hospital llenas, además hace bueno y la tele despide ese ronroneo clásico de carrusel, pero tú has convocado para un descenso plutoniano a las intimidades de la relación entre ilustración y periodismo y entre ilustración y medios, que no es lo mismo, y en esas que caen por allí cuarenta y cinco almas, para colmo bastante puntuales: en la lengua d’Ovidi fer comboi significa agruparse para hacer algo con ilusión -aunque como pasa con las mejores palabras y expresiones, parte de su encanto se pierde al definirlas-, cuarenta y cinco almas que serán más de cincuenta con las que suman los invitados del cuarto poder; críticos o prescriptores, contrapoder o palmaditas y brindis al sol, dónde se paga la ilustración, a cuánto va la buena idea, qué aporta, suscribe o discrepa, dice o acompaña. Se respira en la sala que hay muchas historias que contar, superlike, match, partido-networking luego en la puerta al terminar: la ilustración es lo que ilustra, cómo lo ilustra y quienes lo ilustran y ahí hay mucho que escribir, artículos que rompan la barrera de la regresión al terruño, que glocalicen y muestren. Directores de arte o directores de marketing, que si quiero o que si tengo, talento y seguidores en la balanza. Rafa Rodríguez dispara: ¿leen los ilustradores lo que se publica en prensa sobre otros ilustradores? Revuelo positivo. Carlos Garsán prefiere hablar de contacto que de rastreo. Al final dos horas y cuarto de conversación ininterrumpida. ¿Sueñan los ilustradores con encargos eléctricos?

Desenlace: terraza a medianoche, se habla de revistas, se habla de APIV Associació de Professionals de la Il·lustració Valenciana, se habla de autoedición, de política local, de promesas políticas y de políticas prometedoras, se habla de proyectos que han prosperado y de iniciativas que pueden prosperar. Se habla de portadas de la revista Bostezo, de Mario Conde, de otros bandidos, de afinidades.

Desenlace 2: Bar Jesús. Exterior calle. Luces azules. Suenan dos canciones al cierre de la jornada [irreproducible].

Cartel de la sexta edición del Comboi APIV.

Publicado por Eduardo Almiñana

Escritor y terrícola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.